Insignias de la Cofradía

La Procesión del Silencio la abre una Cruz de guía luminosa, que ilumina el camino de la salida procesional, pues el alumbrado público se apaga para la ocasión.

Cruz de guía

La bandera, que es el guión de la Cofradía, precede en todas las procesionses a los nazarenos más pequeños del paso blanco. Fue confeccionada el taller de bordado de la misma, y estrenada en la Semana Santa del año 2018. Está realizada en terciopelo rojo con bordados en oro. En el centro de la obra se encuentra el Águila con los Evangelios representa al Discípulo amado, titular de la Cofradía.

Bandera guión

Desde 1992, año de su elaboración, el estandarte de San Juan, donado por una cofrade, anuncia siempre el paso de San Juan en las procesiones en las que desfila. Se trata de un estandarte bordado al aire y compuesto por una malla de oro y tisú. Una vez más, el atributo del Evangelista ocupa el lugar principal.

Estandarte de la Cofradía

El Cristo del Rescate tiene estandarte propio desde que se bendijo el primero de marzo de 2009. Esta obra también se confeccionó en el taller de bordado de la Cofradía, a excepción del medallón central, en el que la imagen del Rescate queda idénticamente plasmada, de mano del taller del Paso Blanco de Lorca. Al estandarte lo acompañan dos faroles, que cuentan en su parte superior con el símbolo del Evangelista. Por su parte, el Señor del Rescate tradicionalmente viste para su salida procesional una túnica en terciopelo púrpura con bordados en oro, confeccionada en Lorca y bendecida en 1993. El Cristo del Rescate procesiona sobre un trono de pan de oro, que consta de doble peana y cuatro brazos de luz.

Paso del Cristo del Rescate
Exposición ‘Trazos de una identidad procesional‘, 2017

Por su parte, la Virgen de la Esperanza cuenta en su ajuar con diversas sayas; de hecho la mayor parte de su ajuar ha sido donado por devotos a lo largo del tiempo. La Esperanza luce un majestuoso manto de terciopelo verde con bordados y adornos en oro y en tisú. El estandarte de la Virgen, del año 1966, está bordado al aire, compuesto por pedrería y raso verde. En el centro, el símbolo de María. Acompañan al estandarte dos faroles de plata.

Exposición ‘Trazos de una identidad procesional‘, 2017

El paso de la Virgen de la Esperanza, realizado en Sevilla, fue adquirido en 1995. Se trata de un trono de plata repujada, con doce varales que servirían de sujección para el palio, que se estaba elaborando en el taller de la Cofradía. Las bambalinas, confeccionadas en oro y pedrería, son rematadas por flecos del estilo rociero. Por otra parte, el cielo del palio, de terciopelo verde, pedrería y oro, llevaría años de trabajo y lució por primera vez el paso completo en 1996. Rematan el paso de palio, dos faroles de cola, seis ánforas y toda una candelería, todo ello en plata.

Paso de palio de la Virgen de la Esperanza (Imagen de S.Cerón)