La Santísima Virgen de la Eperanza y San Juan Evangelista se encuentran ataviados de manera especial para el tiempo de Cuaresma, al estilo hebreo. Se trata de una iniciativa en la que la Junta Directiva llevaba trabajando varios meses, y al fin puede ve la luz en esta Cuaresma.

San Juan viste túnica blanca adamascada, y manto rojo, colocado al estilo hebreo, sobre el hombro.

La Virgen de la Esperanza viste una saya magenta de terciopelo, tocado de tablas y fajín de estilo hebreo. Luce un manto adamascado de color azul, con las vueltas blancas. Además, se sustitiyo la corona por una diadema de plata. En este tiempo litúrgico, las Imágenes se desprenden de todo ornamento, y con estas vestiduras, se presentan más similares a cómo realmente estuvieron en la Pasión de Nuestro Señor; y nos invitan a vivir este tiempo de recogimiento, de una manera más sencilla y cercana.

Comparte con tus amigos