Beso de Judas

En 1949 se adquirió el grupo escultórico realizado en los talleres de Olot. Dicho paso consta de varias tallas recientemente restauradas. En el paso, Cristo es el principal foco de atención, siendo, precisamente, besado por el traidor. Detrás de la imponente escena, en un ambiente que recrea el Huerto Getsemaní, yacen Santiago y el Discípulo amado, ajenos al suceso. Bajo la atenta mirada de un soldado romano, Pedro desenvaina su espada para atacar a Malco, el criado de Anás. En sus orígenes, este paso procesionaba Martes Santo; años después, en torno a 1989, se sustituyó la imagen de Cristo y Judas por un nueva talla de Jesús, conformando así El Prendimiento. De esta manera, El Beso de Judas desfila en la Procesión del Silencio desde 1989.


Llegó una multitud, y el que se llamaba Judas, uno de los doce, iba delante de ellos, y se acercó a Jesús para besarle.
(Lc 22: 47)



Grupo escultórico completo

Comparte con tus amigos